¿La kombucha es segura para los niños?

Publicado por Javiera Gonzalez en

¿Los niños pueden beber kombucha? Queremos compartir esta información para que salgas de todas las dudas respecto a este tema.

Sigue leyendo y descubre los beneficios para la salud, los efectos secundarios y algunos consejos de seguridad para que los conozcas mientras administras kombucha a tus niños.

La Kombucha, también popular como Elixir de Salud Inmortal, es un té fermentado y saludable que se prepara mezclando té verde o negro con azúcar, y un cultivo simbiótico de bacterias y levaduras (SCOBY). Se sabe que mejora la inmunidad de su hijo. Sin embargo, contiene alcohol aunque en bajísimo grado.

La fermentación de la bebida dura aproximadamente una semana, y la fermentación también puede producir un 0,5% de alcohol en la bebida probiótica. (1) El kombucha es nativo de China, y ha existido por más de 2,000 años por sus increíbles beneficios para la salud. Se puede usar jugo de frutas y otros sabores para prepararlo.

Los expertos afirman que no hay evidencia sustancial de que la kombucha sea 100% segura. Podría haber algunas repercusiones como infecciones estomacales y alergias. Por lo tanto, consulte a su médico antes de decidir dárselo a sus hijos. (2)

12 Beneficios de Salud de Kombucha para Niños:

1. Mejora la digestión:

Los probióticos fermentados naturalmente en la Kombucha promueven el crecimiento de microorganismos beneficiosos y ayudan a mantener la flora intestinal sana de los niños. El té fermentado contiene unas 20 cepas de levadura que son beneficiosas para el intestino. El consumo de kombucha preserva los nutrientes, los descompone en elementos fácilmente digeribles y mejora la absorción de minerales como hierro, magnesio, cobre, fósforo, calcio y zinc. Estos minerales ayudan a estimular la digestión.

2. Previene la depresión:

Al incluir kombucha en la dieta de su hijo, usted puede ayudar a mejorar la claridad mental de su hijo, estabilizar su estado de ánimo y combatir la depresión y los problemas de ansiedad. El Kombucha contiene vitamina B1 (tiamina), vitamina B6 y vitamina B12, que ayuda a su hijo a combatir la depresión y a mejorar significativamente sus capacidades de concentración.

3. Desintoxica el cuerpo:

Al ser un desintoxicante natural, el Kombucha promueve la desintoxicación. El té fermentado es rico en varias enzimas y ácidos bacterianos y minimiza la carga sobre el páncreas y el hígado. Además, el contenido de ácido glucurónico en la kombucha se une a las toxinas presentes en el cuerpo y promueve su suave excreción a través de los intestinos o los riñones.

4. Previene el riesgo de cáncer:

El contenido de ácido glucárico en la kombucha ayuda en gran medida a prevenir el riesgo potencial de cáncer en los niños. Estudios médicos revelan que la kombucha cura el cáncer sin radiación ni quimioterapia. (3)

5. Promueve la salud celular y la inmunidad:

El Kombucha es una fuente rica de poderosos antioxidantes y ácidos orgánicos, como el ácido glucurónico, que promueven la salud celular. Los antioxidantes protegen el cuerpo de su hijo de posibles daños oxidativos al neutralizar los radicales libres, reparar las células dañadas y prevenir inflamaciones y dolencias. Además, el alto contenido de antioxidantes aumenta sustancialmente la inmunidad de su hijo. (4)

6. Trata las úlceras gástricas:

Si su hijo sufre de úlceras gástricas, beber kombucha puede ofrecerle un gran alivio. Los antioxidantes y fenoles en el té fermentado ayudan a salvaguardar el contenido de mucina (que podría conducir a cáncer) presente en los tejidos gástricos, reducen la formación del exceso de ácidos gástricos y curan rápidamente las úlceras gástricas. (5)

7. Sistema Nervioso Saludable:

La Kombucha promueve el buen funcionamiento del sistema nervioso de su hijo. El té fermentado es rico en vitamina C, vitamina B9 y vitaminas B, aminoácidos, metilxantina y alcaloides, por lo tanto, funciona bien contra la epilepsia, los trastornos nerviosos, los derrames cerebrales y el dolor de cabeza en los niños de manera efectiva.

8. Aumenta la energía y disminuye los antojos de azúcar:

La Kombucha es un potenciador de energía natural. También ayuda a regular los antojos de azúcar de su hijo, lo que ayuda a controlar el peso. También ayuda a frenar los antojos de refrescos.

9. Mejora la visión:

La Kombucha contiene nutrientes que ayudan a mejorar significativamente la vista de su hijo. El té ayuda en la eliminación de los flotadores (que son manchas en la visión).

10. Cura la anemia:

Los ácidos orgánicos en la kombucha convierten el compuesto de hierro de la planta en iones de hierro divalentes, haciendo así que el hierro de las fuentes vegetales esté disponible para los humanos. Además, el Kombucha es rico en vitamina C, la cual ayuda en la absorción de hierro sustancialmente. Beber el té fermentado de forma regular ayudará a aumentar el recuento de hemoglobina y a tratar los síntomas de la anemia, como la fatiga y el mareo.

11. Previene problemas articulares:

El contenido de glucosamina en la kombucha previene y trata los problemas relacionados con las articulaciones y el daño articular en los niños de manera significativa. La glucosamina aumenta la producción de ácido hialurónico sinovial, que ayuda a preservar el cartílago y el colágeno de las articulaciones, y previene el dolor.

12. Trata las infecciones microbianas:

Las propiedades antimicrobianas de la kombucha actúan contra las bacterias patógenas, como la Salmonella y el E. Coli, y curan las infecciones. El té es rico en ácidos orgánicos y acéticos, enzimas, proteínas y bacteriocinas que proporcionan a su hijo beneficios antimicrobianos para disfrutar de buena salud. (6)

¿Los niños pueden tomar Kombucha?

Aunque la kombucha es seguro para los niños, debes dársela sólo después de consultar a su médico para evitar sus efectos secundarios. Enumeramos algunos efectos secundarios potenciales de tener exceso de kombucha.

6 efectos secundarios del kombucha en los niños:

1. Diarrea e hinchazón:

Beber una cantidad inapropiada de kombucha puede hacer que su hijo sufra de hinchazón, gases y diarrea. Los niños responden a diferentes bebidas de diferentes maneras. Las quemaduras de estómago, úlceras y otros trastornos gastrointestinales también son algunos de los efectos. Consulte a su médico para la dosis requerida del té es siempre beneficioso. (7)

2. Mareo:

El mareo es uno de los efectos secundarios comunes que los niños pueden experimentar después de beber kombucha. El exceso de kombucha puede causar mareos, disminución significativa de la presión arterial, micción, falta de aliento, estrechez de garganta, inflamación del hígado, náuseas y vómitos.

3. Cambios en las conductas apetitivas:

La kombucha se prepara preparando té negro y azúcar, por lo que contiene aproximadamente un 0,5% de alcohol. Aunque esta es una cantidad insignificante, es prudente tener precaución ya que el exceso de kombucha aumenta el consumo de alcohol, lo que puede poner en peligro a su hijo. Los niveles de cafeína en el té fermentado, si son altos, pueden causar fluctuaciones en los niveles de azúcar, trastornos de ansiedad y malestar en los niños. (8)

4. Agotamiento del calcio:

El consumo excesivo puede causar el agotamiento del calcio en los niños, ya que se une a los minerales esenciales del cuerpo. Aumentar el consumo de minerales de su hijo, particularmente de calcio, al aumentar el consumo de leche, puede contrarrestar el efecto.

5. Afecta el sistema inmunológico:

Pequeñas cantidades de levaduras silvestres o bacterias patógenas en la kombucha pueden afectar adversamente la inmunidad de su hijo si tiene un sistema inmunológico débil. Por lo tanto, asegúrese de no depender completamente de la kombucha para mejorar la salud de sus hijos. Asegúrese de que su hijo coma alimentos saludables todos los días.

6. Resfriado y gripe:

El Kombucha puede representar un riesgo para el nuevo desarrollo del equilibrio y el sistema corporal del niño y hacer que su hijo sea hiperactivo. Aumenta la frecuencia de resfriados y gripe en los niños. Un niño promedio puede sufrir de resfriado de cuatro a diez veces al año. Además de esto, su hijo puede volverse vulnerable a las fiebres altas, los trastornos de la piel y el asma.

6 consejos de seguridad a seguir mientras se da Kombucha a los niños:

Usted puede evitar los efectos adversos siguiendo ciertos consejos. Aquí, enumeramos algunas maneras seguras de dar kombucha a sus hijos.

  1. Elija dar té de kombucha comprado en la tienda en lugar de un brebaje casero, ya que la kombucha casera puede estar contaminada, resultar riesgosa y carecer de calidad que el té hecho en la industria.
  2. Inicialmente, comience a dar una cucharada de té fermentado y luego aumente la ingesta si su hijo no sufre de ninguna reacción adversa.
  3. Guarde el kombucha siguiendo las instrucciones de la botella comprada en las tiendas.
  4. Usted puede diluir la kombucha para reducir su fuerza si piensa que sería demasiado fuerte para su hijo.
  5. El Kombucha en cantidades ahorradas contrarresta la deshidratación.
  6. Proporcione a su hijo una dieta equilibrada y nutritiva todos los días.

Unas palabra de precaución:

No le dé té de kombucha a los bebés ya que tienen un sistema digestivo subdesarrollado. Es posible que no digieran bien la kombucha, lo que afectaría negativamente su salud.

¿Le dio kombucha a su hijo? ¿Cuál fue la reacción? Háganoslo saber más abajo.

 

1 comentario


  • Hola mi hija tiene dm1 y me recomendaron darle para aumentar su sistema inmunológico?

    Paula Acuña en

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados