Errores comunes en tu Kombucha

Publicado por Kombucha Kit Facil Admin en

Hacer kombucha en casa es todo un proceso, mucha veces nos puede inducir a cometer ciertos errores, como dicen la experiencia hace al maestro. 

Producir una buena kombucha es fácil, en general gran parte de los problemas tienen solución a excepción de la aparición de moho/hongos (puedes ver en nuestro blog una referencia https://kombuchakit.cl/blogs/news/tu-kombucha-estar ).

Considera que cada lote de producción puede ir variando a la anterior, ya que hay muchos factores que pueden ir afectando (SCOBYs, temperatura, variaciones en los ingredientes) y es interesante observar eso, porque finalmente obtendrás tu propia receta con una kombucha única.

En general los errores más comunes que cometemos al hacer kombucha en casa y cómo podríamos evitarlo son:

En resumen, es normal tener algún problema de vez en cuando. Vamos a ver cuáles son los errores más comunes haciendo kombucha en casa y cómo evitarlos:

Error Nº1:

No usar suficiente líquido iniciador o cultivo probiótico

Para evitar que tu kombucha se contamine y fermente como corresponde, es necesario bajar el pH del té. Esto se consigue con nuestro amado SCOBY y el líquido iniciador. Siendo el líquido iniciador incluso más relevante que el SCOBY. 
Este cultivo o líquido iniciador debe ser kombucha sin sabor, que ha pasado por un primera fermentación. Recomendamos que por cada litro de té, utiliza 100 ml de este líquido. Cuando lo añades, estás inoculando bacterias y levaduras buenas, lo que finalmente le brinda los beneficios a la kombucha. 
Al no utilizar suficiente líquido iniciador, la kombucha tarda mucho más tiempo en acidificar. Siendo un nicho para la aparición de hongos y arruinar tu kombucha.
Otro consejo es que cuando comiencen a bajar las temperaturas, en la llegada de otoño/invierno, puedes ir aumentando hasta 2 veces el líquido iniciador (200 ml de líquido iniciador por 1 lt de té) para asegurarte que tu kombucha fermente bien. 
Error Nº2:
Usar té saborizado para la primera fermentación.
 
Para la salud de tu SCOBY no le conviene aromas, aceites y extractos, por lo mismo no te recomendamos usar té con sabor o hierbas en la primera fermentación. Pero si puedes hacerlo durante la segunda sin problema. 
Como mencionamos anteriormente la mayoría de los saborizantes incluyendo los naturales, pueden perjudicar el SCOBY con el paso del tiempo. En un principio puedes obtener buenos resultados, pero con el correr de las producciones empezarán los problemas, ya que no se visibilizan de inmediato. Faltará efervescencia, habrá un exceso de levadura, hongos, entre otros problemas. 

 

Error Nº3:

Usar vinagre en lugar de líquido iniciador

 Ojo con esto, hay personas que utilizan vinagre en vez de kombucha (liquido iniciador, cultivo probiótico, etc). Este es un error gravísimo, ya que el vinagre no es un buen sustituto del líquido iniciador. 

¿Por qué? ya que modificas los compuestos químicos del SCOBY, transformando tu kombucha en un cultivo de vinagre. 

El vinagre puede llevar a un desequilibrio de levaduras y bacterias, lo que puede generar una kombucha muy ácida. Siendo no malo para la salud, pero en términos de sabor tendría una alteración no muy agradable. Además puede causar problemas a el SCOBY, debilitandolo, reduciendo su producción de gas y un mal sabor. 

Error Nº4:

Reemplazar el azúcar por sustitutos o reducir la cantidad utilizada.

Las bacterias y levaduras de tu kombucha se alimentan de azúcar para vivir, por lo mismo no debes utilizar sustitutos del azúcar. Sin su alimento el SCOBY  muere y por lo tanto no obtendrás kombucha a partir de tu té.

Se entiende que nos preocupemos por el consumo de azúcar, somos conscientes de que acarrea muchos problemas, pero las levaduras necesitan de este suministro para generar finalmente la kombucha. 

Es importante mencionar que durante la fermentación, gran parte del azúcar es consumida por las bacterias y levaduras, obteniendo así una bebida baja en azúcar, lo que difícilmente puedes conseguir de forma natural en el mercado.

Error Nº5:

Mover el recipiente

Error común durante los primero días de fermentación. Los primeros días es importante tener el cuidado para que el SCOBY se forme correctamente y esté sano.  Si agitas el recipiente puede que tu SCOBY no crezca, te sugerimos simplemente no moverlo durante el principio del proceso, déjalo solo y que realice feliz su trabajo.

Error Nº6:

Colocar el SCOBY o los recipiente en el refrigerador

No debes colocar la kombucha en el refrigerador hasta que esté lista para beber. Hay veces que se colocan los SCOBYS de reserva en el refrigerador, pensando así que se mantendrán bien, pero ocurre todo lo contrario, perjudican a las levaduras y bacterias, provocando inactividad de ellas e inhibiendo la acidificación de la kombucha, dejando las condiciones ideales para que aparezcan los hongos. 

 Los SCOBYS se mantienen muy bien a temperatura ambiente, entre 18 a 30ºC, siendo un ideal a los 21ºC. Por lo tanto no pongas tu SCOBY y/o kombucha al refrigerador mientras esté fermentando. 

Para almacenar tus SCOBYS, es bueno que hagas un hotel de ellos y mantenlos a temperatura ambiente. 

Cuando ya hayas embotellado tu kombucha, luego de una segunda fermentación. Puedes llevarla al refrierador, de esa forma detienes el proceso de fermentado. Ya tendrás un buen nivel de gas, además que evitarás que se siga acidificando. 

Error Nº7:

No agitar la kombucha antes de embotellar

 

Durante la primera fermentación las levaduras suelen quedar en el fondo del frasco. por lo mismo te recomendamos agitar un poco la kombucha antes de embotellar. Mecanismo que nos ayuda a repartir las levaduras de forma uniforme en las botellas. Si no lo has hecho, observarás que algunas botellas tienen excesivamente más levadura que otras, esto ocurre cuando se llenan con el líquido que estaba en el fondo, además que las otras no tendrán lo suficiente. 
Pero cuál es la importancia de esto? Es que no tendrán el mismo nivel de carbonatación, aunque sean de la misma producción. Algunas quedarán más gasificadas mientras que el resto no. 
RECUERDA, agita la kombucha antes de embotellar, distribuirás las levaduras, consiguiendo que todas tus kombuchas sean más consistentes.
Error Nº8:
No utilizar botellas apropiadas para la segunda fermentación

 

Te recomendamos usar recipientes de cristal de buena calidad y aptos para utilizar en alimentos (puedes encontrar en nuestra web:  https://kombuchakit.cl/collections/cristaleria ).

Es importante que el cierre sea hermético. Esto permite que se conserve el gas que se produce en tu kombucha a medida que vaya fermentando, obteniendo así nuestro amado elixir. 

En general, las personas utilizan vidrios de mala calidad, los cuales no están diseñados para aguantar contenidos a alta presión como la kombucha (los que tenemos disponibles en nuestra vitrina para ustedes, ideales para resistir altas presiones), en los cuales está el riesgo de que se rompa o explote ASÍ QUE MUCHO OJO CON ESTE PUNTO.

Error Nº9:

No enfriar tu kombucha antes de abrirla

Este no es un error grave gravísimo, las bajas temperaturas pueden mantener el gas en tu kombucha. O sea, si abres una botella a temperatura ambiente, podría derramarse. Por lo mismo es mejor helar la botella, para que conserve su gas e impedir que se derrame al abrir. 

 Para esto se necesita un poco de experiencia y entender tu producción, ya que al saber cuánto tiempo necesita tu kombucha para tener gas según tus condiciones y ponerlas en el refrigerador para que se enfríen, evitarás abrirlas y tener un pequeño inconveniente. 

Error Nº10:

Exceso de expectativas 

La kombucha es un proceso que debe tener paciencia, ya que te enfrentarás a distintos problemas y desafíos, que también la hacen super interesante, además que poco a poco mejorarás y obtendrás muchas recompensas. 

Recuerda que la kombucha es un ser vivo, no siempre será igual, la naturaleza tiene ciclos durante el año y el SCOBY vive a través de ellos. Te invitamos a observar y entender el proceso de tu SCOBY, tu kombucha. 

Como ya lo mencionamos la kombucha es un producto natural, real y lo más maravilloso es que lo puedes hacer tu mism@. Tu kombucha será única y tienes la libertad de elaborarla como tu quieras. 

DISFRUTA EL PROCESO Y EXPERIMENTA!!!

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados